EL QUIROMASAJE

Es un tipo de masaje corporal que se da a través de las manos. La técnica del quiromasaje consiste en aplicar sobre la piel el masaje, mediante una presión mecánica de las manos a los órganos y tejidos del cuerpo humano. Al quiromasaje por los efectos comprobados que produce su aplicación en el ser humano se lo considera un importante agente en la regulación de la energía vital, porque de manera positiva influye en el cansancio, en los estados de ánimo.

Los tratamientos que utiliza el quiromasaje presentan diferentes beneficios, que han evolucionado desde las técnicas de relajación bien sencillas, que ayudan a mejorar nuestro descanso y sueño, hasta el desarrollo especial de otras técnicas más complejas y que resultan ser ampliamente efectivas a la hora de la eliminación del dolor y las diversas molestias que puedan situarse en nuestro organismo. En tanto, el quiromasaje proporcionará a quien lo recibe un doble efecto, es decir, por un lado ayudará a alivianar el cansancio y por otro lado llenará de vigor al destinatario, tras la realización de rutinas deportivas o ejercicios físicos de exigencia, por ejemplo.

 

“El quiromasaje cuida, previene, trata y sana el cuerpo”

Por otra parte, también es muy importante destacar el efecto preventivo que presenta el quiromasaje, ya que a través de la palpación que implica permite detectar aquellas zonas proclives a la contractura o a contraer algunas dolencias, como ser la tensión muscular.

Por tanto, podríamos decir que el quiromasaje cumple funciones terapéuticas: cuida, previene, trata y ayuda a aliviar el dolor.

Entonces, el quiromasaje brindará cuidado y bienestar a cualquiera que lo reciba, es decir, independientemente que la persona padezca o no de alguna afección o molestia especial, de todas maneras, el quiromasaje es especialmente indicado para aquellas personas que padecen problemas de circulación, daño en algunos tejidos y dolores en una específica parte del cuerpo.

 

Masaje deportivo
Mejora el rendimiento deportivo y la prevención de lesiones. Se pueden realizar masaje de pre-entrenamiento o competición como calentamiento. Y masaje post competición/entrenamiento para la descarga muscular. También es muy útil en el tratamiento de lesiones.

 

Masaje relajante
Se utiliza para activar la circulación sanguínea y regenerar el organismo. Se realiza sobre la superficie de la piel y tiene efecto relajan sobre el cuerpo y la mente. Aporta confort y bienestar físico y mental frente al estrés de la vida cotidiana.

 

Masaje descontracturante
Es uno de los más pedido y utilizados para bajar los niveles de tensión, producto del estrés, movimientos repetitivos, adquisición de malas posturas en el día a día que a largo plazo provocan dolencias y malestar corporal general.

 

Masaje anticelulítico y reafirmante
Está especialmente ideado para mujeres con tendencia a acumular grasa localizada en piernas y caderas o que padecen de celulitis adiposa o fibrosa de forma leve o severa. Masaje circulatorio rápido y profundo para activar el metabolismo para deshacer los nódulos celulíticos y mejorar el aspecto de la piel así como eliminar las toxinas. La constancia y la frecuencia en los tratamientos anticelulíticos es imprescindible para conseguir el éxito y sobre todo prevenir el problema.

 

Masaje infantil
Con las técnicas que se aplican en el masaje en niños, se estimula el sistema nerviosos central del bebé y además, ayuda a la calma del niño, y a sensibilizarlo del su cuerpo y las partes que lo conforman.

 

Masaje pre y post parto
Masaje preparto: puede efectuarse desde el comienzo de la gestación hasta el noveno mes. Incluye manipulaciones sedantes, que favorecen la circulación sanguínea y de la linfa. Ayuda a aliviar tensiones y estimular la liberación de emociones reprimidas, relaja y calma los nervios y puede ayudar a bajar las tensiones musculares.
Masaje Postparto: el cuerpo de la madre necesita recuperarse y reajustarse así como recuperar su forma de antes, interna como externamente. Se trabaja los músculos pélvicos y abdominales, la parte baja de la espalda, columna, hombros y cuello. Ayuda también a mejorar la circulación sanguínea para dar energía y vitalidad.