Mediante la Osteopatía ayudamos a reequilibrar el organismo centrándonos en la estructura, mejorando de ese modo el funcionamiento del cuerpo. Se utilizan para el tratamiento Técnicas suaves y seguras, adaptadas a cada persona y a sus necesidades, teniéndose siempre en cuenta la edad, el sexo, la tipología y el estado de salud del la misma, etc.

El osteópata ve a la persona como un todo en el que mente, cuerpo y espíritu interactúan y se relacionan recíprocamente, y en el que los tejidos del mismo, influencian y se ven influenciados por la fisiología interna y la homeostasis. Hablamos de tejidos y no sólo de huesos, ligamentos, músculos y tendones. Los osteópatas trabajan con todos los tejidos y fluidos corporales, aunque a menudo utilicen el sistema músculo-esquelético para llegar a tejidos menos accesibles.

¿Que es la Osteopatía?
La Osteopatía es un enfoque asistencial diferente, el cual, a partir de un sistema de diagnóstico y tratamiento específico, pone especial atención en la estructura del individuo y en los problemas mecánicos que en la misma pueden aparecer.

Se trata de una Técnica únicamente Manual; totalmente complementaria con la medicina alopática o convencional en su objetivo común de ayudar a la persona, y que cabe colocarla dentro de un contexto de prevención, de conservación, y de mejora de la salud.

Las alteraciones más frecuentes tratadas por la osteopatía son:
-Embarazadas, bebés, niños, adultos, mayores.
Cervicalgias, tortícolis, dorsalgias, lumbalgias, sacralgias, coxalgias.
-Otros problemas musculoesqueléticos: pinzamientos discales, contracturasmusculares, esguinces, fascitis, tendinitis, epicondilitis, escoliosis.
Cefaleas, mareos, vértigos.
-Neuralgias: cervicobraquiales, ciáticas, cruralgias.
Hernias discales: protrusiones, prolapsos.
-Trastornos funcionales ginecológicos, respiratorios, digestivos, urinarios,cardiovasculares.
Estrés, ansiedad, angustia, problemas para conciliar el sueño.
-Problemas degenerativos: artrosis.

 

Osteopatia Estructural
La Osteopatía estructural es una terapia manipulativa que actúa sobre la estructura del cuerpo (esqueleto, músculos, ligamentos y tejido conectivo) para aliviar el dolor, mejorar la movilidad y restablecer con efectividad la salud general. Por ejemplo, se puede padecer un dolor lumbar debido a un problema de riñón o ginecológico; manipulando la estructura del cuerpo, los osteópatas intentamos restablecer la salud en la persona.
Osteopatia Viceral
La Osteopatía se ocupa de los trastornos funcionales. El osteópata evalúa y trata el sistema visceral, tanto en forma local, como también en relación a los otros sistemas músculo esquelético, craneal (de donde parte la inervación visceral). Este tipo de terapia esta muy indicada después de las operaciones, como terapia adicional complementaria. Sobre todo por problemas de cicatrizaciones post-quirúrgicas por el riesgo a adherencias de la propia cicatriz. Es muy aconsejable para las mujeres a las que se les ha practicado una cesárea entre 12 y 24 meses antes ,con una fuerte lumbalgia que se repetirá cada vez mas frecuentemente y sin causa aparente provocada por las adherencias que se han ido formando alrededor de la cicatriz.
Osteopatia craneo-sacral
Esta técnica usa un tacto muy suave, sin riesgos, que conviene tanto a niños como a adultos, puede utilizarse, sola o combinada con otras terapias. Durante la sesión el cliente siente el contacto ligero de las manos del terapeuta entrenado en escuchar los movimientos sutiles del cuerpo. El osteópata nunca impone nada sobre el cuerpo de la persona, ni fuerza a su organismo a hacer algo para lo que todavía no está preparado. Es el mismo sistema del cliente el que lleva la directriz de su proceso de curación. Generalmente es necesario realizar una serie de sesiones para obtener todos los efectos beneficiosos que esta terapia puede ofrecer y en los estados de ánimos.